EL REY DESNUDO

Aquel rey no estaba dispuesto a dejarse sorprender en las mismas. Su discreta policía detuvo a tiempo al sastre estafador y lo deportó, y, para el desfile, el rey se puso un rasurel de felpa, varios uniformes y cinco o seis abrigos y capotes y capas. Era el hombre baúl, un rey textil, el guardarropa a caballo quien desfilaba entre la multitud, enfebrecida de suponer que bajo aquella tara de ropajes iba el rey, cuando, de pronto, en un descanso entre dos oleadas de griterío, se oyó la voz del famoso niño:

—Mamá, ¿por qué está desnudo el rey?

Iñaki Desormais (Pamplona, 1940)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Microrrelatos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s