LA COMPRA DE UN BUEN CABALLO

Había una vez un rey que estaba dispuesto a pagar mil monedas de oro por un caballo que pudiera correr mil li sin detenerse. Durante tres años trató en vano de conseguir un corcel semejante.

Entonces alguien le propuso:

— Permítame buscar un caballo para Su Majestad.

El rey aceptó.

Después de tres meses, el hombre regresó, habiendo pagado quinientas monedas de oro por la cabeza de un caballo muerto.

El rey estaba furioso.

— ¡Quiero un caballo vivo! – gritó –. ¿Para qué me sirve un caballo muerto? ¿Por qué gastar quinientas monedas de oro en nada?

Pero el hombre dijo:

— Si Su Majestad paga quinientas monedas de oro por un caballo muerto, ¿no daría mucho más por uno vivo? Cuando la gente lo oiga, sabrá que Su Majestad está realmente dispuesta a pagar por un buen caballo y de inmediato enviarán los mejores.

En efecto: el rey logró comprar tres excelentes caballos, en menos de un año.

Fábula china

Deja un comentario

Archivado bajo Microrrelatos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s