CONCHA MÉNDEZ, EL FULGOR EFÍMERO DEL FUTURO

Automóvil.
Una cantata de bocina.
Gusano de luz por la calle sombría.
Los ojos relucientes bajo la noche fría.
Reptil de la ciudad que raudo se desliza.

Concha Méndez (1898-1986). Una de las vanguardias, el futurismo, registró en sus creaciones el progreso tecnológico. Uno de los motivos más comunes fue el del automóvil y Concha Méndez, poeta audaz del 27, dedica esta pieza breve y de gran intensidad poética a este ingenio.

 

Deja un comentario

Archivado bajo POEMA DE LA SEMANA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s