Archivo de la categoría: POEMA DE LA SEMANA

CLARA JANÉS, el género epistolar…

Carta  III

Nunca sabré de ti,
y eso lo supe
desde el primer encuentro.

Esta certeza tiene tanta fuerza
que es
como si tuviera noticias tuyas
a cada momento.

Clara Janés, (1940),  Libro de alienaciones, 1980

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo POEMA DE LA SEMANA

GLORIA FUERTES, SE SUICIDÓ EL DICTADOR…

Se suicidó
la estatua del dictador.
La estatua vivía en el centro del estanque.
Una noche de viento
la estatua se lanzó al agua.
La estatua del dictador
murió ahogada.

Sólo las gaviotas la echaron de menos.

Con Gloria Fuertes (1917-1998)

Abriremos este año la etiqueta “Versos con faldas”, recordando la biografía de la propia Gloria Fuertes quien en  1951 funda junto a Adelaida Lasantas el grupo femenino Versos con faldas que se dedica durante dos años a ofrecer lecturas y recitales por cafés y bares de Madrid. En nuestra biblioteca este rincón que ofrece poemas todas las semanas se honra con el magisterio de Gloria Fuertes.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMA DE LA SEMANA

ALAMEDA, LA INFANCIA DE CONCHA MÉNDEZ, PARA INAUGURAR…

Alameda:
guarda bien
mis siete años primeros.

Y los siete
posteriores.

Y el carrusel luminoso
de mis primeros amores.

Alameda;
que yo volveré algún día
a recoger los mejores
¿sueños? de la infancia mía.

Concha Méndez, (1898-1986), una sinsombrero que nos permitirá la transición a la poesía más reciente…

Deja un comentario

Archivado bajo POEMA DE LA SEMANA

ACABA EL CURSO CON LA VOZ DE CONCHA MÉNDEZ

Todo, menos venir para acabarse.
Mejor rayo de luz que nunca cesa;
o gota de agua que se sube al cielo
y se devuelve al mar en las tormentas.

0 ser aire que corra los espacios
en forma de huracán, o brisa fresca.
¡Todo, menos venir para acabarse
como se acaba, al fin, nuestra existencia!

Deja un comentario

Archivado bajo POEMA DE LA SEMANA

LA FELICIDAD EN JOSEFINA DE LA TORRE

SOY feliz.
Se lo digo a mi espejo;
a este pasar del tiempo
que acaricia mi piel y mis cabellos.
Soy feliz.
Se lo digo a mi cuerpo
que aún conserva
su sombra de árbol sano.
Soy feliz.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMA DE LA SEMANA