LEER UNA NOVELA ES…

Bienvenidos un año más a la reflexión sobre la lectura. Empezamos (abajo el enlace) recogiendo todas las ideas de nuestros seguidores, alumnos y profesores, sobre la lectura y tratamos de continuar con un género algo más complejo: la poesía.

Ahora la propuesta es la novela… Cerramos un poco los ojos a lo que nos rodea y nos sumergimos en un lugar de la Mancha del siglo XVII, en Vetusta, en Macondo, o en la Tierra Media; bajamos el Mississipi con Huck o cruzamos el corazón de África en tinieblas…

Resultado de imagen de forges y el libroSemana Cultural 2014: Escuchar, leer, recitar y escribir poesía.

Semana Cultural 2013: ¿Qué es leer para ti?

19 Respuestas a “LEER UNA NOVELA ES…

  1. Elvira

    COMO UNA NOVELA, de Pennac, nos enseña qué es una buena novela:
    “Digamos que existe lo que llamaré una ‘literatura industrial’ que se contenta con reproducir hasta la saciedad los mismos tipos de relatos, despacha estereotipos a granel, comercia con buenos sentimientos y sensaciones fuertes, se lanza sobre todos los pretextos ofrecidos por la actualidad para parir una ficción de circunstancias, se entrega a ‘estudios de mercado’ para vender, según la ‘coyuntura’, tal o cual tipo de ‘producto’ que se supone excita a tal o cual categoría de lectores.
    Sin lugar a dudas malas novelas. ¿Por qué? Porque no dependen de la creación sino de la reproducción de ‘formas’ preestablecidas, porque son una empresa de simplificación (es decir, de mentira), cuando la novela es arte de la verdad y (es decir, de complejidad), porque al apelar a nuestro automatismo adormecen nuestra curiosidad, y finalmente, y sobre todo, porque el autor no se encuentra en ellas, así como tampoco la realidad que pretende describirnos. En suma, una literatura del “prêt a disfrutar”, hecha en moldes y que querría meternos en un molde. No creamos que estas idioteces son un fenómeno reciente, vinculado a la industrialización del libro. En absoluto. La explotación de lo sensacional, de la obrita ingeniosa, del estremecimiento fácil en una frase sin autor no es cosa de ayer. Por citar únicamente dos ejemplos, tanto la novela de caballerías como, mucho tiempo después, el romanticismo se empantanaron ahí. Y como no hay mal que por bien no venga, la reacción a esta literatura desviada nos dio dos de las más hermosas novelas del mundo: “Don Quijote” y “Madame Bovary”. Así pues, hay ‘buenas’ y ‘malas’ novelas.
    Las más de las veces comenzamos a tropezarnos en nuestro camino con las segundas. “

  2. ÁLex Martín

    ¿Qué es para mí leer?
    Para mí leer depende del libro que vaya leer.Yo no juzgo un libro por la portada sino por las primeras 30 páginas.
    Una vez, compré un libro porque oí que estaba muy bien pero a mí me aburría, así que, esperé a la película. La película me gustó y decidí leer el libro y fue una decepción muy grande, ya que el libro fue mil veces mejor que la película. Decidí que, antes de ver la película, siempre leería antes el libro.

    (Álex Martín, 2º C)

    • ANDREA VALIENTE

      Hola, Álex. Tienes toda la razón con este comentario. La gente siempre espera a ver la película porque le da pereza o porque simplemente no le gusta leer. Cuando ven la película todos dicen que ha estado genial, pero si hubieran leído el libro, les hubiera gustado muchísimo más, porque una película es un mal resumen del libro.
      (Andrea Valiente 2ºA)

    • Adrián Idahosa 2°C

      Hola, Álex.
      Tienes razón cuando dices que no se debe juzgar un libro por su portada ya que un libro te tiene que gustar por su contenido y no por su apariencia.

      Adrián Idahosa 2°C

  3. H2A C.G.Fdez.

    Todo lo que sabemos es todo aquello que hemos leído. Quien me diga que aprende “en la calle” (nunca especifican cuál de todas), yo le diré que por mucho que andes no puedes pasar con ojos ciegos ante aquello que requiere ser interpretado, escrutado, disfrutado, o, al menos, observado.
    Nadie obliga a nadie a que se siente, coja una novela, la abra, y pase su mirada por las curvas de cada letra que conforman sus frases, pero el simple tacto de la yema de los dedos rozando los bordes de los folios es una sensación que no puede describirse con palabras.
    No voy a entrar en el debate de qué es lo que merece la pena leer: no soy quién para juzgar si es mejor una novela que trate sobre misterios irresolubles, amores imposibles, vidas desgraciadas o lugares mágicos. Pero lo que sí voy a decir es que cada una de esas historias tiene algo que merece ver la luz, que alguien sepa lo que cuenta, que alguien le dé la oportunidad a esas dos tapas duras de expresarse y desplegar todo su encanto (incluso aunque no lo tenga).
    La novela es el mundo aparte, el lugar al que se acude cuando la realidad te atormenta, te presiona, cuando simplemente quieres desaparecer y volver a ese espacio fantástico, cuando, una noche, después de un día duro y rutinario, te sientas y dejas que tu mente vuele y crezca. Crezca y sea libre.

  4. Cristina, precioso.
    (Fuencisla, equipo biblioteca)

  5. Laura Mansell H2A

    ¿Qué es leer una novela para mi? Esta es una de esas preguntas que tiene el mismo número de respuestas únicas como a tantos les preguntes. Desde mi punto de vista, es una actividad necesaria, que hoy en día los jóvenes practicamos poco, respecto a todo lo que podríamos hacerlo. Quizás, si la novela se viese, no como un “tocho” que hay que leerse para un examen, sino como una puerta que te conduce a un mundo independiente, donde, por un rato, dejas de ser tu mismo para vivir en la piel del otro, ya sea un caballero andante, el cual su mundo se ha visto cambiado radicalmente por la magia de la lectura, que quizás, sea lo que necesiten tantos empeñados en la búsqueda de su felicidad, un príncipe que se encuentra continuamente entre la espada y la pared debido a sus conflictos morales del ser o no ser, el actuar o no, la importancia de la venganza, o una mujer, que a pesar de las condiciones sociales de su época, no teme cometer el adulterio puesto que su felicidad es lo primero, y se siente en derecho de ejercer su libertad como mujer (novela que supongo, ha sido la obra literaria maestra que ha combatido junto a las mujeres a lo largo de la historia en contra de la represión sufrida, y que ha sido factor fundamental para la libertad de la que hoy en día gozamos, a pesar de sonar un poco feminista). Más que preguntar el porqué leer novelas, deberíamos preguntar directamente, por qué no leerlas. Leer es una ventana hacia otro mundo, una oportunidad única para dejar tus problemas, y pasar un rato aprendiendo de experiencias ajenas, buenas y malas, condicionadas por uno mismo, y por la sociedad. Leer te da la oportunidad de aprender sin errar, pues no eres tú el que actúa, aunque en ese momento, te sientes en la piel de tu personaje, es una especie de trastorno de personalidad múltiple maravilloso (perdón por la exageración, pero para mi leer, conlleva ceder parte de mi yo, para ser el otro, y entonces ya no estás solo); cuando lees, eres un espectador en primera fila que goza de poder judgar el comportamiento de los demás, pero además, de comprender sus causas, y lo mejor, de alcanzar un grado de madurez que te permite crear un nexo entre el protagonista y tú, del que aprendes, que si actúas como él, por mucho que estén justificadas sus causas, cabe la posibilidad de vivir sus mismas consecuencias.
    Pero, es que leer no es sólo necesario en el desarrollo personal y la búsqueda de uno mismo, (en mi opinión, punto indispensable en esta etapa de adolescencia que vivimos, en la que desarrollamos quienes somos, qué queremos y cómo vamos a lograrlo), sino que leer nos hace más fuertes; si leer conlleva aprender (y me refiero a obras de calidad y no sólo “best sellers” de carácter erótico que no venden argumento, sino morbo ante una situación completamente machista (de la que después nos quejamos…) en la que la mujer goza de su represión sexual, entonces, leer hace al pueblo menos manipulable. El pueblo tiene dos opciones, aferrarse al “panem et circenses” que nos cede el gobierno ofreciéndonos retransmisiones deportivas como si no hubiera mañana, lo que no deja de ser, de nuevo, desde mi punto de vista, un efímero entretenimiento que nos lleva a olvidarnos del total control al que nos está sometiendo un gobierno represor que constantemente se esfuerza por disminuir nuestra calidad de vida (esto les viene perfecto, pues “calladitos estamos más guapos”), o como segunda opción, formarnos leyendo, aprender de otras épocas históricas y de los personajes que las vivieron, y de cómo actuaron, y entonces decidir si vamos a luchar por nosotros mismos, o lo dejamos para mañana, que esta noche hay partido.
    Ayer estuve en la feria del libro, en Santander, y estaba casi vacía. Que cada uno saque sus propias conclusiones de por qué estamos donde estamos, y si es culpa de los demás, y no podemos hacer nada. Por todo esto, la pregunta es: ¿Por qué no leer una novela? Y mi respuesta es: Pues porque hay que leer muchas.

  6. Andrea Vázquez H2A

    ¿Qué es para mí leer una novela? Leer una novela es tener otro punto de vista. Es disfrutar. Es poder sumergirte en un mundo imaginario y creer que es totalmente real. Leer novela no es ni para ricos, ni para pobres. Ni para los de derechas, ni para los de izquierdas. Una novela debería leerla todo el mundo en el formato que sea.
    Soy consciente de que hoy en día la mayor parte de la población prefiere ver la película antes que leerse el libro. Y considero que es un error. No es ningún mito o habladuría que el libro sea siempre mejor que la película. Por lo que saquen ustedes sus propias conclusiones.
    ”Estar a solas con un libro es ser capaz de comprenderte más a ti mismo.” Harold Bloom

    • Elvira

      La literatura es un paso en el “conócete a ti mismo” como bien señala Bloom. Es muy importante salir del solipsismo a que nos condena una sociedad deshumanizada y adoptar otros puntos de vista; esto nos acerca a los demás y evita la sensación de soledad.

  7. Lucía ruiz

    ¿Leer una novela es..?

    Es lo que te evade, lo que te salva de un día horrible. Es esa noche de insomnio pasando páginas hasta la madrugada, o esa mañana de verano en el jardín que te hace olvidar hasta en qué día vives. Es el pleno disfrute de vivir en una vida que no es la tuya, ya sea una vida idealizada para evitar pensar en tus problemas, o una vida horrible para darte cuenta de que tampoco estás tan mal como crees. Leer es escuchar a quien se abre ante ti, es descubrir la mente y la imaginación de quien decide expresarse a través de un libro. Leer una novela es difícil de describir, porque para saber lo que es simplemente hay que sentir. La novela es para quien sueña y desea, y no tiene miedo de contarlo.

    (Aunque atrasado, feliz día del libro)

  8. Susana

    Leer es… viajar, es aprender, es tolerar, es comprender, estremecerse, impacientarse, simpatizar, odiar, amar, llorar… es cerrar puertas para abrir ventanas, es aprender a no juzgar por la portada, es la capacidad humana de vivir varias vidas en una sola, es personal, irrepetible, diferente cada vez, son lecciones, son ejemplos, son modos de pensar… leer es cultura, es historia, es educación, … es necesario… es un derecho.

    • Elvira

      Desde luego no leer, dejar a cualquier ser humano sin el derecho a la comunicación escrita (en el mundo actual), al analfabetismo, es condenarlo. Pero no basta saber leer (descifrar el código) hay que saber hacerlo bien, con capacidad de asombro y capacidad crítica. La literatura (la novela y los demás géneros) contribuyen especialmente a ese carácter un poco proteico que ha de tener el lector crítico: adopción de muchos puntos de vista para someterlos a revisión. Gracias por la aportación.

  9. A. D. H2A

    ¿Qué es para mi leer? Leer novelas es sumergirte en una realidad que tu propio cerebro crea. El trabajo de los novelistas es hacernos más fácil la tarea de adentrarnos en esta realidad mediante unas pautas que conforman una historia. Cuando vemos una película, en nuestra cabeza no hay espacio para nuestra propia imaginación; diálogos, imágenes, sonidos, nos son dados ya en la misma. Esto no ocurre cuando coges un libro y cada imagen y situación es fruto de la imaginación del lector. Dos personas ante una pantalla ven una misma película, pero dos personas que leen la misma novela no experimentan las mismas sensaciones.

  10. Zaloa (H2A)

    Leer es una actividad que casi todos tenemos al alcance, es el perfecto pasatiempo para cualquier tipo de persona. Leer es formarse, evadirse de todo aquello que nos rodea, la mejor forma de cultivarse y aprender a ser más creativos, aprender a empatizar… En el momento en que te enganchas a una novela, las horas pasan volando, te sumerges totalmente en la historia que el autor te cuenta y sientes… Sientes todo aquello que el autor quiere que sientas, ya sea tristeza, alegría, intriga… Leer es aprender a sentir.

    • Elvira

      Sin duda la lectura contribuye a la educación de la sensibilidad, enriquece nuestra inteligencia emocional y nos ayuda a empatizar con todo lo que nos rodea desde un posicionamiento crítico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s