Archivo de la etiqueta: Noticia

ÁNGELES MORA, PREMIO NACIONAL DE POESÍA

El pasado lunes, 15 de noviembre, se falló en Premio Nacional de Poesía que este año ha recaído en la autora cordobesa Ángeles Mora.   Ya se le había concedido el premio de la Crítica, por el poemario Ficciones para una autobiografía.

El poemario de Ángeles Mora (Córdoba, 1952) es el séptimo y ahonda en su línea temática de la cotidianidad, del mirar atrás. Solo que en esta ocasión “ha sido muy especial porque a partir de ciertas imágenes del pasado y del presente he tratado de buscar fogonazos de verdad”, explica la poeta. “Para mí la poesía es una manera de pensar, de aclarar los misterios de mi vida, de la vida”. En uno de sus versos dice:

“El ayer que me hizo
no sé dónde está.
El que me deshizo, sí”.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Premio Nacional de Poesía

ELENA PONIATOWSKA, NUEVO PREMIO CERVANTES.

Elena Poniatowska Amor (París, 1932) ha sido galardonada este martes con el Premio Cervantes, el más importante de las letras hispanas, por su “brillante” trayectoria literaria y una dedicación “ejemplar” al periodismo siempre desde un “firme compromiso con la historia contemporánea”.

De padre francés y madre mexicana, Poniatowska es autora de más de 40 libros (ensayos, cuentos y testimonios traducidos a más de 20 idiomas), entre los que destaca,  Hasta no verte  Jesús mío o La piel del cielo.

Poniatowska toma el relevo del poeta y narrador español José Manuel Caballero Bonald, ganador de la edición de 2012. El diploma y la medalla que la acreditan como ganadora del Cervantes 2013 le serán entregados por el Rey en una solemne ceremonia académica que se celebrará el día 23 de abril del próximo año en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares. En sus 38 años de existencia, solo habían recibido el premio Cervantes otras tres escritoras: las españolas María Zambrano (1988) y Ana María Matute (2010), y la cubana Dulce María Loynaz (1992).

Poniatowska

Deja un comentario

Archivado bajo Premio Cervantes

DORIS LESSING, siempre en la memoria

“Literatura e historia son ramas de la memoria humana”, escribe. “Nuestro deber es recordar, incluso lo que está por suceder”.

Ha muerto la premio Nobel de Literatura 2007 Doris Lessing, una intelectual comprometida con su tiempo que pretende en sus textos un “reflejo” de la realidad que no es más que un desvelamiento, un reconocimiento de la misma.

En palabras de Marta Sanz, “Doris Lessing pasará a la posteridad por su sabiduría para visibilizar las contradicciones con las que vivimos cotidianamente: pobres y ricos, mujeres y hombres… Lessing da cuenta de la evolución de la ideología occidental y del nexo que une vida interior. Desde El cuaderno dorado esa reflexión se intensifica desde una perspectiva de género. En no pocas novelas de Lessing las mujeres, en su interacción con otras mujeres, descubren matices que exceden los límites de la lucha entre sexos: la vejez y la diferencia de clase, la mutación de los valores, son filos que cortan al leer Diario de una buena vecina, libro conmovedor que nunca cae en ese despeñaperros de ternura que transforma las buenas intenciones de la retórica literaria en el blanqueo de nuestra mala conciencia. En las novelas de Lessing, el horizonte de la solidaridad entre mujeres no pasa tanto por la asunción de lo que tenemos en común como por la rentabilización constructiva de nuestras diferencias. La repugnancia ante los estragos de la edad o la divergente visión del mundo se desactivan ante un sentimiento de compasión que no se coloca ni por encima ni por debajo del compadecido. Hablamos de fraternidad, la búsqueda de empatía en una sociedad donde nadie sienta la culpa del verdugo ni la debilidad despótica de la víctima. De ese horizonte de feminismo autocrítico las mujeres tenemos mucho que aprender”

Deja un comentario

Archivado bajo Noticia, Premio Nobel

Muere Álvaro Mutis, un gigante discreto de las letras españolas.

Escribir para sobrevivir a un mundo terrible
Alguna vez dijo que era escritor “por necesidad, para sobrevivir día a día el terrible mundo que habitamos”, fruto de las “caídas y debilidades del hombre que tan bien retrató Cervantes en ‘El Quijote'”.

Mutis jamás se consideró a sí mismo “un escritor profesional” y sostenía que sus libros no nacían de coyunturas particulares, sino que se nutrían de un particular modo de entender la literatura.

“Yo dejo que los temas vayan trabajando en mi cabeza y en mi memoria, y llega un momento en que empiezo a escribir, pero no tengo planes ni obras ya planificadas completas”.

Aunque su obra es esencialmente poética y él se considera más poeta que otra cosa, a partir de 1986, año en que lanzó su primera novela, La nieve del Almirante, su aportación fundamental fue narrativa.

Muchos han recordado que leyó el manuscrito de Cien años de soledad antes de su publicación y que sugirió a Gabo cómo mejorarlo… Nunca se jactó de ello. Y como le reconoció el amigo, cuando recibió el premio más prestigioso de las letras castellanas, “si el Cervantes tiene 26 años, a Álvaro Mutis se lo han dado con 25 de retraso”

En los siguientes enlaces encontramos más información:

El PaísRTVE, CVC.

Deja un comentario

Archivado bajo Noticia, Premio Cervantes

PREMIO PRÍNCIPE DE ASTURIAS DE LAS LETRAS: ANTONIO MUÑOZ MOLINA o LA DISCIPLINA DE LA IMAGINACIÓN

Antonio Muñoz Molina

Antonio Muñoz Molina

El pasado miércoles 5 de junio se falló el premio Príncipe de Asturias de las Letras que recayó, después de 13 años en un autor español, Antonio Muñoz Molina.

Para los lectores, sus obras son un regalo; para los profesores, además, su palabra es un estímulo:

Un amigo mío que se dedica a enseñarla dice que la literatura no es cultura, sino algo más serio y más elemental. La literatura, su médula, es una consecuencia del instinto de la imaginación, que opera con plenitud en la infancia y que poco a poco suele ir atrofiándose, como todo órgano que se deja de usar.

Pero la imaginación es muy fuerte y tarda en ser vencida. Yo creo que el período de nuestras vidas en que se libra la batalla más difícil, que resulta también ser la definitiva, transcurre al final de la infancia y en la adolescencia, y no es casual que sea en ese tiempo cuando nos aficionamos a la literatura y a la rebeldía y cuando se decide inapelablemente nuestro porvenir. Es entonces cuando los libros, si nos hemos educado para acercarnos a ellos, nos importan más, porque intuimos que ocupan un lugar estratégico en la disputa,con frecuencia desconcertada y amarga, entre la realidad y el deseo, que por desgracia ya no son evidencias idénticas.

La enseñanza de la literatura sirve para algo más que para descubrirnos lo que otros han escrito y es admirable: también para que nosotros mismos aprendamos a expresarnos mediante ese signo supremo de nuestra condición humana, la palabra inteligible, la palabra que significa y nombra y explica, no la que niega y oscurece, no la que siembra la mentira, la oscuridad y el odio.

La disciplina de la imaginación, 22-9-1998

Deja un comentario

Archivado bajo Príncipe de Asturias de las Letras