Archivo de la etiqueta: Versos con faldas y sin sombrero

Mª VICTORIA ATENCIA, LLEGUÉ…

Llegué cuando una luz muriente declinaba.
Emprendieron el vuelo los flamencos dejando
el lugar en su roja belleza insostenible.
Luego expuse mi cuerpo al aire. Descendía
hasta la orilla un suelo de dragones dormidos
entre plantas que crecen por mi recuerdo sólo.

Levanté con los dedos el cristal de las aguas,
contemplé su silencio y me adentré en mí misma.

Mª Victoria Atencia (Málaga, 1931)

Deja un comentario

Archivado bajo POEMA DE LA SEMANA

EL SILENCIO, ELVIRA SASTRE

El silencio.

Los pasos sordos,

Los murmullos desconocidos.

El crujido seco.

La habitación fría.

Las puertas cerradas.

La casa limpia.

La alegría perdida.

El sueño vacío.

Tu ruido.

Tu ruido apagado.

Elvira Sastre (1992), Adiós al frío, 2020

Deja un comentario

Archivado bajo POEMA DE LA SEMANA

SARA BUHO, POEMA BREVE

Así como la gota azul

que libre y condenada cae al mar.

Así tú conmigo.

Así yo sin ti.

Sara Bueno Hormigo, Sara Buho, presenta una poesía potente, intimista, incluso en sus micropoemas…

Deja un comentario

Archivado bajo POEMA DE LA SEMANA

Mª Victoria ATENCIA, El conde D.

Cada noche te espero desde antes de acostarme,
y cuando sobrevienes, agregada presencia
a mi quehacer, pareja de topacios que rompe
contra la piedra azul serena de los míos,
dócilmente interrumpo mi sueño y, pues prefieres
las sombras, me levanto y cierro las cortinas.
Ya puedes reclinar tu cabeza en mi hombro
y aposentar tus dientes con su sed en mi aorta,
boa de Transilvania que me cercase el cuello.
El mosto de la muerte con su empacho te alienta.
Me voy quedando fría en tanto que amanece
y sorbes acremente mi paz a borbotones.

De «Los sueños» 1976

Mª Victoria Atencia (Málaga, 1931)

Deja un comentario

Archivado bajo POEMA DE LA SEMANA

ELVIRA SASTRE, MIRADNOS (Fragmento final)

(…)
Miradnos.
Porque yo lo he visto en nuestros ojos,
lo he visto cuando nos reconocemos humanas
en esta selva que no siempre nos comprende
pero que hemos conquistado.

He visto en nosotras
la armonía de la vida y de la muerte,
la quietud del cielo y del suelo,
la unión del comienzo y del fin,
el fuego de la nieve y la madera,
la libertad del sí y el no,
el valor de quien llega y quien se va,
el don de quien puede y lo consigue.

Miradnos,
y nunca olvidéis que el universo y la luz
salen de nuestras piernas.

Porque un mundo sin mujeres
no es más que un mundo vacío y a oscuras.
Y nosotras
estamos aquí
para despertaros
y encender la mecha.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMA DE LA SEMANA